Libros


En directo desde las estrellas
Luciano F. Mete

Parientes editora. 2015 // 104 páginas; 21 x 14 cm


Delicia de caramelo
Llevo una valija con/ Mocasines blancos, un cepillo / Pantalones de cinco colores chillones, / Una camisa celeste, otra rosada/ Y otra color salmón./ Medias finas de seda fina/ De cinco colores chillones,/ Con líneas verticales bordadas en oro y plata/ Aunque a veces no uso medias,/ Solo mis mocasines blancos y ya./ La valija pesa pero yo voy liviano/ También llevo binoculares/ Colonia y agua de azahar/ Mi correspondencia del mes, anillos/ Y llaves de mis tres casas y mis cinco mujeres.


El caudal
Lucas Mercado

Parientes editora. 2016 // 56 páginas; 21 x 14 cm


Sentado en la jaula atrás del auto escuché “un clavo saca a otro clavo”, y no entendí muy bien a lo que se refería porque tenía la pata re podrida, y no entendí el efecto que tienen nuestras palabras en otras personas. Ellos no sabían si me podía sentir el clavo sacado o el clavo a la espera.



Montmo
Fernando Márquez

Parientes editora. 2016 // 60 páginas; 21 x 14 cm

    VII
Cuando un joven enfermaba, el chamán de la tribu mandaba a construir una jaula. Allí, encerraba al joven enfermo junto a una bestia salvaje (un lobo, un coyote o una serpiente). El joven enfermo no debía salir hasta domesticar al animal, no podía matarlo, tampoco dejarse lastimar o menos aún, matar. Si lo lograba, una vez sano y soberano, la bestia era nombrada y sacrificada, la jaula era abierta y transformaba en un hogar para el joven curado y restituido a la ciudadanía de los hombres.


Parterre
Joaquín Díaz

Parientes editora. 2016 // 52 páginas; 21 x 14 cm

XII.

Mi casa no tiene nada de calidez
lloro porque es como nieve gris
Estoy callado tratando de escuchar el trinar de un tordito
de arriba dicen
“vení a escuchar como hacen estos dos”
me alegro porque ya está amaneciendo.



Revervisibles
Laura Benech

Parientes editora. 2016 // 68 páginas; 21 x 14 cm

Un señor dice que la tristeza / son los pianos abandonados. / La santa melancolía. / El problema es este dolor en el cuello. / Me acuerdo del truco de maestría de los magos, / cortar a mujeres en pedazos, / espectáculo en el que nosotras colaboramos / sonrientes. / Porque que te corten en pedazos es acceder a la / erótica felicidad de la fama. // La heroína se deja descuartizar con los labios rojos / abiertos en una sonrisa, / es que sin cuello no hay dolor. / /
Y ella, ELLA quiere hablar de lo que el capitalismo / le ha hecho a su cuerpo.


Siesta
Raquel Minetti

Parientes editora. 2016 // 50 páginas; 21 x 14 cm


La madre cose, ella juega con su muñeca, sentada en el piso.
El ruido de la máquina de coser llena el silencio del campo desierto.

La madre hace magia, transforma telas sin formas
 en vestidos de reina que odia ponerse.


Una Línea Infinita
Victoria Ruíz Díaz

Parientes editora. 2016 // 72 páginas; 21 x 14 cm

¿Qué información, qué energía, o mensaje, / transmite el rayo que emite la cabeza del pájaro? // Lo que se ve / es una línea rojiza / primero delgada, después amplia, / que señala un sector del cielo o la tierra. // Cuando llega a destino / los chicos corren alrededor, / señalan al pájaro o el color / que el pájaro emite. // El rayo se despliega / desde la rama, cuando el ave se posa, o decsiende/ cuando vuela por encima de los pastizales frescos / de Paraná. 
Jonás Gómez




Nada de esto tiene que ver con vos.

David Nahón


Parientes editora. 2017 // 110 páginas; 21 x 14 cm

David y ella se conocen y desconocen. Escriben para leerse a sí mismos y ser leídos, como testigos lúcidos de un momento que transitan. Son como ojos que se ven de lejos, y que gracias a esa distancia, se perciben con un horizonte y una objetividad renovada; objetividad que pierden fácilmente por estar muy inmersos en la experiencia humana tridimensional que sacude, marea, aplasta, conmueve. Como si fuese un diario íntimo, la correspondencia se vuelve una necesidad. Necesitan de un espacio alejado de casi todo, un espacio de anclaje y confesión, fuera del mundo de la acción, donde las palabras son un acceso para procesar todo lo otro de la vida que no es escrito. Quizás la mirada que tiene uno del otro en esta correspondencia, sea una oportunidad para practicarla con ellos mismos. Desconocidos que se conocen mucho, o al revés. A través de los ojos de ella, David se manifiesta en su transparente esencia. 

Inés Efron



2 comentarios:

  1. Qué buena la estética!. Recién estuve revisando los trabajos de todos ustedes y muy bonito esto!

    ResponderEliminar